La Hiedra, Planta del mes de Enero

LA HIEDRA, COMO PLANTA DE INTERIOR

FAMILIA

La hiedra común pertenece al género Hedera, que a su vez forma parte de la familia de las Araliáceas. Familia que incluye Aralia, Kalopanax, Fatsia y Fatshedera, siendo esta última una forma híbrida entre Fatsia japónica y Hedera helix.

SIMBOLISMO

Esta planta es el símbolo de Dionisos. En contra de la creencia popular al dios del vino no se le representaba con una corona de hojas de parra sino con una guirnalda de hiedra. En los banquetes, los héroes griegos las llevaban en la frente para mantener la cabeza fresca y evitar la resaca. De este modo la planta quedó asociada al culto dionisíaco o de Baco, el dios del vino. La hiedra, supuestamente, protegería contra la embriaguez.

En las ceremonias matrimoniales griegas el sacerdote entregaba en la entrada del templo unas ramas de hiedra a los novios como símbolo de su estrecha unión.

La hiedra simboliza la vida, la supervivencia, la amistad, la lealtad, el cariño y el amor eterno.

Es el símbolo de la vida eterna por sus hojas siempre verdes, y por la misma razón representa, así mismo, la amistad eterna. Su resistencia, por otra parte, sugiere la permanencia de la memoria, por lo que también es muy utilizada en ceremonias fúnebres.

LO QUE DICE EL NOMBRE

El nombre “Hedera” deriva de un antiguo nombre latino, cuya raíz etimológica significa “agarrar”. Y no nos sorprende: ya sabemos como la hiedra se puede pegar a cualquier cosa.

CONSEJOS DE CUIDADO PARA EL USUARIO

  • La hiedra es una buena opción para el lugar más umbrío de una sala.
  • Las hiedras variegadas necesitan un poco más de luz solar, pues de lo contrario se acaban transformando en variedades verdes.
  • La planta se siente más a gusto en un lugar fresco. (Máximo 20 °C, o menos, si es posible).
  • A temperaturas superiores a 21 grados es necesario pulverizar la planta regularmente con agua. No le gusta el aire seco.
  • Regar cada siete días, de modo que al final de la semana el sustrato se haya podido secar un poco.
  • No mantener la tierra demasiado húmeda para que no se pudran las raíces.
  • Durante su etapa de crecimiento (en primavera y verano) abonar cada dos semanas.
  • Puede podar la planta según sus gustos. Con ayuda de un alambre, se pueden crear formas muy variadas.
  • La poda puede retrasar un poco el crecimiento de la planta, pero a la larga le permitirá obtener una hiedra más tupida.
  • La hiedra se reproduce con gran facilidad. Las puntas de los brotes cortados pronto desarrollan raíces en el agua. Es posible hacerlo durante todo el año, pero tendrá más posibilidades de éxito en otoño.
  • Una vez que los trozos desarrollen sus raíces, ya se pueden poner en macetas.
  • Se necesita un suelo rico en nutrientes y no demasiado ácido.
  • A lo largo del año se puede transplantar.
  • La hiedra también se utiliza en el balcón o como planta de jardín.
  • La hiedra puede ser atacada por ácaros, aunque esta plaga se puede combatir pulverizando las plantas con regularidad y evitando las corrientes.
  • La hiedra está disponible todo el año.

Fuente de esta información: Oficina Holandesa de Flores, campaña Planta Protagonista del Mes.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...