Plantas Carnívoras, características y cuidados

Venus Atrapamoscas

Venus Atrapamoscas

Existen numerosas variedades de plantas carnívoras aunque las más comunes y conocidas en las floristerías españolas son apenas tres.

La venus atrapamoscas, Dionaea, es la más extendida. El extremo de sus hojas se abre y cierra, atrae al insecto con su néctar dulce y cuando éste se posa, cierra sus hojas, los pinchos del borde de la hoja impiden al insecto salir y es absorbido por las enzimas digestivas de la planta.

Igual funcionan las demás, de ahí obtienen los nutrientes necesarios para vivir, con lo cual nos olvidamos de abonos, estas plantas no los necesitan.

El sustrato debe ser más ácido de lo normal y necesita mucha humedad, no olvidemos que su habitat natural son pantanos y fangos.

El riego mejor con un plato bajo la maceta y con agua destilada, el exceso de calcio puede matar a nuestra planta carnívora, necesita humedad constante en su sustrato.

Aguantan temperaturas bajas, entre 0º y 20º C, pero también les gusta el calorcito. Agradecen el sol. Mucha luz y humedad constante les irá fenomenal.

Ah! y no forzar su alimentación ni intentar engañar a la planta con algo que no haya “cazado” ella misma.

Otras variedades comunes que se comercializan en floristería son la drosera, con hojas grandes y pegajosas donde los insectos quedan atrapados, y la sarracenia, tiene hojas en forma de trompeta, el insecto cae a su interior y es absorbido allí por los jugos digestivos.

Drosera

Drosera

Sarracenia

Sarracenia

Todas las imágenes tomadas de Wikipedia.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (8 votos, promedio: 3,63 de 5)
Loading...Loading...